El principal torneo del fútbol femenino de la AUF, el de la Divisional A, entrará este domingo en la parte final del Torneo Apertura: faltan cuatro etapas y ya se jugaron cinco. Dos suspensiones por lluvia o mal estado de las canchas le han quitado ritmo a los clubes y al Campeonato Uruguayo que está en 23ª edición.

Peñarol (15 puntos), Nacional (12) y Colón (12) marcan superioridad. El resto tiene los arrestos de San Jacinto Rentistas (10) y Liverpool (6), equipos jóvenes en dos sentidos, en la edad de sus planteles y en su corto recorrido en la divisional principal adonde llegaron en esta temporada.

Los cinco de la parte de abajo, donde tres clubes no pasan de un partido ganado y dos no han festejado ninguna victoria, han quedado postergados. Canelones es un caso atípico: empató cuatro de los cinco partidos disputados, tres de ellos 1 a 1.

La tabla amenaza a partirse en dos, tres arriba y siete abajo. Para este domingo están programados cinco partidos. Peñarol-San Jacinto es el más atractivo (Parque San Eugenio, 13.00). También se enfrentan Línea D-Nacional (Paladino, 15.30), Miramar Misiones-Colón (Méndez Piana, 13.30), Liverpool-Canelones (Keguay, 15.00) y Juventud-River Plate (Complejo de Juventud, 11.00).

La Divisional B está más adelantada en tanto no debió suspender sus actividades mientras se jugó la Copa América. El domingo juega la 8ª y penúltima etapa del Apertura. Y es muy probable que ya se defina el campeón. Progreso que está haciendo capote, ganó los siete partidos que disputó. Con un empate ante Danubio (Complejo Del Campo, 12.30) le alcanzará para ser el campeón del Apertura en tanto le lleva seis puntos de ventaja a Náutico y Bella Vista.