Ciclismo en el Parque Batlle

Caramañolas, morral de la fiereza

Con especial invitación a niños y adultos, mañana comienza el Campeonato de Invierno organizado por la Federación Ciclista de Montevideo.

Este es tu último artículo gratuito

Registro

Registrate gratis para obtener 20 artículos caada 30 días, acceso a newsletters y más beneficios.

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
Sobre los hombros de mi padre aprendí muchas cosas. También son varias las que no recuerdo, más allá de que me las cuentan y cuentan y cuentan. Pero son unas cuantas las situaciones en las que viví las cosas desde arriba. Uno, de niño, vive y no se da cuenta. Sólo le importa el lugar de privilegio, el que esquiva la muchedumbre y observa todo: mover banderas cuando pasaban caravanas que festeja...
Llegaste al límite de artículos gratuitos

Registro

Registrate gratis para obtener 20 artículos cada 30 días, acceso a newsletters y más beneficios.

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
¿Ya tenés cuenta? Ingresá

Sobre los hombros de mi padre aprendí muchas cosas. También son varias las que no recuerdo, más allá de que me las cuentan y cuentan y cuentan. Pero son unas cuantas las situaciones en las que viví las cosas desde arriba. Uno, de niño, vive y no se da cuenta. Sólo le importa el lugar de privilegio, el que esquiva la muchedumbre y observa todo: mover banderas cuando pasaban caravanas que festejaban títulos, actos políticos posdictadura, las carreras de ciclismo en la rambla de Mercedes. Buscalo vos que te gusta googlear, pero una vez me dijo: “Hoy tiene que ganar el Boquita Rondán, mi negro. Vos avisame, es uno de blanco y azul”. Por los altoparlantes el relator gritaba mucho más que goles y, mientras la gente clamaba, la ráfaga de ciclistas duró lo que un suspiro. No llegué a decir nada. Cuando quise acordar corríamos, lo mío era una jineteada aferrado a los hombros de mi padre mientras él gritaba “¡ganamo nomá, Boquita viejo y peludo, Mercede’ pa todo el mundo nomá!”.

Era Rutas de América o la Vuelta Ciclista del Uruguay, una de esas grandes. No importa, es lo de menos. Son historias nada más. Historias, tal vez lo único que le interesa vivir a un niño. Uno las puede explicar después, de grande, de la misma manera que los músicos de la época no entendían a Piazzolla. Viva el fútbol y viva el básquetbol, pero no deberíamos perder la pista: en este país tan chiquito, el ciclismo y el remo han sido fundamentales (desde los logros, e incluso hasta en el sentido de pertenencia más estricto). Lo digo ahora y lo sentí de gurí cuando me compraron una bicicleta de media carrera usada, rojo cromo con el manillar encintado con cinta aisladora verde y con los cambios en el cuadro, la misma chiva en la que no hacía pie salvo que la inclinara: me hubiera encantando andar metido entre los cracks. Por eso volví a sentirme niño cuando la Federación Ciclista de Montevideo propuso que en el Campeonato de Invierno, además de las típicas carreras, se abra la posibilidad para que todo el mundo que así lo quiera pueda pedalear con los ciclistas de élite de Uruguay.

Más que competencia

Es buena idea la de la Federación Ciclista de Montevideo para esta temporada. Con la incorporación de tres municipios (A, B y CH), se decidió que el Campeonato Invierno 2018 tuviera, además de la competencia en sí, una experiencia bien distinta y, por qué no decirlo, hasta interesante: que quienes anden arriba de una bicicleta, o sea, ciclistas comunes y corrientes junto a quien quiera de su familia, ya sean niños o adultos, accedan a dar una vuelta junto con los ciclistas que compiten. Más claro: además de las carreras y la competencia en sí –lo profesional, digamos–, que exista la parte comunitaria.

César Severo, presidente de la federación montevideana, cuenta que “la idea surge desde el seno de la federación. Como creemos que el Campeonato de Invierno se puede adecuar muy bien a eso, la idea es que todos puedan verlo más de cerca. Por ahí, de pronto, a quienes estamos metidos de lleno en el ciclismo no se nos ocurre como innovador, pero para el afuera, para quienes no tienen ni idea de la actividad en sí, puede resultar una experiencia súper interesante. Esto forma parte del proyecto a largo plazo. Por eso es importante generar estas instancias para que, de alguna manera, puedan ser el sustento de la renovación que necesita el deporte del pedal”. Bien ahí. El torneo invernal como generador de músculo, de participación ciudadana, de deporte para todos, ejercicio cardiovascular fundamental para cualquier área comunitaria que proyecte el deporte como salud.

Decime cómo

Las instancias –o las carreras, para los que corren– serán seis desde este domingo y hasta el 26 de agosto (ver recuadro). Cuatro de ellas serán en el siempre vigente trazado que rodea al Parque Batlle capitalino, mientras que dos son en distintas zonas: la rambla y La Teja.

Para Severo es una cuestión lógica. Estratégicamente no se puede prescindir del Parque Battle, no sólo porque ahí esté el Velódromo Municipal, sino porque es un clásico de clásicos. “Es una zona fundamental. Tiene que ser ahí el principio y el final por una cuestión de logística, de tradición y porque es mejor para entregar los premios. Además de la zona del Velódromo, por suerte este año se unieron dos municipios más y eso nos da la posibilidad de descentralizar, de darles a vecinos de otros barrios. Fíjese que, si se quiere, las situaciones socioeconómicas de la rambla y de La Teja son bien distintas. Y eso, al menos para la forma que tengo de entender el deporte, que debe estar por encima de toda situación económica o social, es muy bueno”, comentó el dirigente a la diaria, quien además agregó que “mucha gente que de pronto querría ver ciclismo y no sabe que eso está ahí o andará por ahí, ahora lo tiene. Hacer esta movida fue justamente con ese objetivo, el de ir a ver y participar”.

Para quienes vayan a ir mañana al Parque Batlle es fundamental el casco. Fundamental como la vida, y en eso no tranza la federación capitalina. Además, quienes quieran rodar un tramo de circuito junto con los ciclistas que competirán se deben inscribir y pueden hacerlo tanto por Facebook como en el sitio web. La inscripción es gratuita y, como retribución, a quienes lo hagan se les regalará una camiseta que testimonie el hecho.

El evento está aprobado por la División de Movilidad de la Intendencia de Montevideo (IM). “Hay que hacerlo así”, explicó Severo, quien además dijo que estarán tomadas todas las precauciones para el buen funcionamiento: el tránsito estará cerrado, no entrarán vehículos ni nada que entorpezca la carrera. Además, la federación se encargará de vallar todos los tramos y, desde el punto de vista deportivo, los ciclistas que corran tendrán asistencia médica, requerimiento indispensable para cualquier competencia de la Federación Ciclista Uruguaya y la Union Cycliste Internationale.

Las etapas

»» 22 de Julio - Municipio CH - Parque Batlle

»» 29 de Julio - Municipio B - Rambla

»» 5 de Agosto - Municipio CH - Parque Batlle

»» 12 de Agosto - Municipio A- Carlos María Ramírez

»» 19 de Agosto - Municipio CH - Parque Batlle

»» 26 de Agosto - Municipio CH - Parque Batlle

A la pista

Tal como se dijo el jueves en la presentación oficial del campeonato, en la que estuvieron los tres alcaldes que de alguna manera apadrinan la actividad –Gabriel Otero, del Municipio A; Carlos Varela, del Municipio B, y Andrés Abt, del Municipio CH–, además de Daniel Leite, coordinador de Montevideo Deporte, más allá de la competencia deportiva, siempre importante, lo medular es promover el uso de la bicicleta en la ciudad y, con ello, generar actividades en los diferentes espacios públicos de Montevideo.

Pero hay que competir. Las categorías en las que se podrán desempeñar los ciclistas serán junior, sub 23, élite, máster menores de 45, máster mayores de 46 y mujeres. Lo dicho antes: habrá un tramo debidamente determinado por la organización en el que los ciclistas compartirán rodaje junto con quienes se anoten. Tras ello, a correr.

Los mayores de 46, los de 14 años y las mujeres competirán a las 8.30 durante 50 minutos. Los máster menores de 45 y los promocionales de 15 y 16 años competirán desde las 9.30 y durante 60 minutos. Por último, junior, sub 23 y élite tendrán como hora de comienzo las 10.45 y correrán durante una hora y media. El tiempo de carrera lo controlarán y regirán los comisarios de carrera y el tiempo de cada prueba estará visible al público en una pantalla digital. Además, lo más lindo e imperecedero: la última vuelta de cada carrera será indicada mediante campana.

Siguiendo con lo estrictamente deportivo, el sistema de clasificación será por puntos. Según la organización, en cada carrera habrá 20 puntos para quienes se inscriban y larguen, y después se otorgarán 10 puntos al primero, 6 al segundo, 4 al tercero, 3 al cuarto y 2 al quinto. Fecha a fecha se irá llevando una tabla general individual del torneo sumando los puntos obtenidos en cada instancia. También habrá premios en pesos en cada carrera y a los mejores del campeonato: $ 20.000 y trofeo para el campeón, $ 10.000 al segundo y $ 5.000 al tercero.

El torneo capitalino, visto en términos de competencia, podría encasillarse como una buena preparación para el torneo de invierno que organizará la Federación Ciclista Uruguaya. En la jerga deportiva, ese es el que importa.

Dame la vuelta

El circuito del Parque Batlle, que se repetirá cuatro veces, tendrá su punto de partida y de llegada en la avenida Ramón Benzano. Comenzará casi a la altura del parque Méndez Piana y arrancará hacia el suroeste, dando vueltas en redondo por Benzano y por la avenida Américo Ricaldoni.

El segundo circuito,el que se realizará en la rambla, tendrá como punto de inicio la rambla Gran Bretaña y el dique Mauá. Se irá desde allí hasta la calle Ejido, se volverá hasta Zabala y se arribará al mismo punto desde el que se partió.

Por último, el restante circuito, el de La Teja, que será el de la fecha 4, tendrá inicio en la avenida Carlos María Ramírez; los competidores irán rumbo a la plaza Lafone y girarán por Ruperto Pérez Martínez hasta Celestino Bauzá para tomar nuevamente Carlos María Ramírez.

El viento en la cara

La federación capitalina no terminará su actividad con este campeonato. Según informó su presidente, se busca reeditar un clásico de tiempo atrás: la subida al Cerro. “Tenemos ganas de que sea un festival de ciclismo. Posterior al campeonato, más precisamente el 4 de noviembre y gracias al trabajo en conjunto con el municipio del oeste, estamos armando una gran movida en torno a esa experiencia. Será apta para todo público y no importará el estado físico de las personas, porque tenemos pensado que en varias subidas haya metas volantes para que cualquiera que quiera ir lo pueda hacer hasta donde llegue y ahí se lo premie de alguna manera con un reconocimiento o con un recordatorio”, señaló César Severo.

Por obvias razones o por falta de interés, en Uruguay sabemos poco de altimetría. Pero googleemos y sabremos que es una de las ramas de la topografía que estudia el conjunto de métodos y procedimientos para determinar la altura de cada punto respecto de un plano de referencia, generalmente el nivel del mar.

El cerro de Montevideo está a 135 metros sobre el nivel del mar. “Una papa”, diría cualquiera que no lo intentó. Sin embargo, cualquiera que lo haya subido caminando sabe que cuesta mucho sudor.

Uno de los mejores ciclistas de la historia, el francés Bernard Hinault, dijo alguna vez que el ciclismo es para todos. Otro, el belga Eddy Merckx, tal vez el más grande que se haya conocido, sugirió pedalear mucho o poco, largo o corto, pero pedalear. No tengo ni idea de qué dijo Ricardo Boquita Rondán, aquel campeón por el que usé gorras con visera hacia arriba cada vez que daba un paseo en bici, casi todas regaladas por el tío Checho, mi ciclista favorito.

Honestidad intelectual: no tengo ni idea de ciclismo. Lo mío es bien animal: sólo pedaleo y pedaleo, la mayoría de las veces porque así me muevo por la ciudad. Si es como decía Miguel Indurain, que el cuerpo aguanta más que la mente, al Cerro hay que subirlo. Y si no, lo disfrutaré de todas formas, como cada vez que el deporte se pone al servicio de la ciudadanía. Eso es lo que hay que cuidar.

¿Te interesa el deporte?

Registrate gratis y recibí la newsletter de Garra, el sitio de deportes de la diaria en tu email.
Registrate
Este es tu último artículo gratuito

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
Sobre los hombros de mi padre aprendí muchas cosas. También son varias las que no recuerdo, más allá de que me las cuentan y cuentan y cuentan. Pero son unas cuantas las situaciones en las que viví las cosas desde arriba. Uno, de niño, vive y no se da cuenta. Sólo le importa el lugar de privilegio, el que esquiva la muchedumbre y observa todo: mover banderas cuando pasaban caravanas que festeja...
Llegaste al límite de artículos gratuitos

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
¿Ya tenés cuenta? Ingresá
Compartir