La celeste se movió hoy en el Sports Centre Borsky de Nizhny Novgorod. Primero fueron movimientos en el gimnasio, sobre todo de activación, y luego la práctica fue en la cancha. La novedad la dio Edinson Cavani, trotando en solitario mientras sus compañeros se ejercitaran, pero también haciendo algunos trabajos con pelota bajo la atenta mirada de uno de los profes, Seba Urrutia, y la del kinesiólogo Richard López. Paciencia. Óscar Tabárez fue claro en la conferencia de prensa posterior a la práctica: "Salieron dos comunicados de la sanidad, pero parece que no alcanzó. Salieron a hablar médicos que ni siquiera están acá. No voy a entrar en jueguitos periodísticos. Pido 24 horas de paciencia. Desde el momento en que se lesionó, Edi enseguida se puso a trabajar y a recuperarse, a redoblar sus sueños y sus ilusiones. Y eso es lo que está haciendo ahora", comentó. Paciencia.

Tabárez no dio pistas sobre posible sustituto, eso estaba cantado de ante mano. En los entrenamientos de fútbol el que ha ocupado el lugar de Edin en la cancha siempre ha sido Cristhian Stuani. El de Tala viene de cumplir una buena campaña en el Girona español (metió 21 goles en la pasada liga), pero además de sus méritos personales recientes siempre ha rendido cuando lo llamaron de titular. Habrá que esperar. No falta nada.

La referencia en el camino

Desde hace unos años, el Maestro Tabárez tiene como paradigma de la organización de las selecciones nacionales la que por años ha llevado adelante la Federación Francesa de Fútbol. Cuando en 2013 perdimos por penales el campeonato mundial juvenil realizado en Turquía nos decía "​Creo que nuestras condicionantes, que tienen que ver en buena medida con aspectos demográficos, con los pocos futbolistas que tenemos, comparativamente pueden ser superadas. Llegamos a aquella final con Francia en sub 20 y sólo perdimos en los penales. Acá nunca se ha reconocido eso. Francia tiene una organización y una infraestructura fenomenal, una forma de trabajo admirable para sus miles de jugadores; sin embargo, definimos con ellos. ¿Por qué? ¿Porque somos potencia? No, porque logramos una mentalización, una preparación, porque hay algo que está más allá de las partes que conforman eso que hay que tratar de lograr en el futbolista uruguayo, que se basa en creer en sí mismo, en creer que puede, pero, además, es necesario darles la preparación para que eso no sea una mera expresión de voluntad, sino algo que pueda defender dentro de la cancha. Creo que sencillamente es eso lo que hay que hacer". A juzgar por la instancia que mañana nos toca, otra vez parece que lo hemos hecho.

Ante la inminencia del enfrentamiento, Tabárez volvió a hablar de la organización francesa ​y de nuestro vinculo con lo galo: "Trabajando en FIFA durante el Mundial de 1998 pudimos ver toda la organización que tiene en sus selecciones nacionales. Me enseñaron lo que hicieron los centros de formación. Un ejemplo donde salieron jugadores como Henry. Creo que van a ser nuestros grandes rivales de mañana pero de ninguna manera enemigos", sostuvo, agregando que “Francia es un equipo muy poderoso. Creo que tiene vínculo con nosotros. De respeto y culturales. El primer gran triunfo de Uruguay fue un Francia. El primer gol en el Mundial de 1930 lo hizo un francés” recordó.

Concentrado ante esta instancia decisiva de cuartos de final, el Maestro repitió que "pensamos en el partido, que va a ser difícil, contra un rival muy poderoso que tiene jugadores jóvenes de mucho talento, pero no lo vemos como un imposible".

Estos equipos de Tabárez, que han despertado en nosotros receptores la simpatía del juego del Uruguay de las vacas gordas, parecen no fallar en la convicción,en la seriedad y en el creer en que todo se puede si es con esfuerzo, organización y oportunidad. Lo han hecho desde la nada prácticamente ​y siempre​ responden.

Y siguen soñando y mientras sueñan saben que para perseguir esos sueños hay que poner todo, dar todo, pensar todo, jugar todo y aún así saben que enfrente hay un rival que en este caso se llama ​Francia​, cuya selección es el reflejo de un largo proceso de participación como combinado ​con una preparación de sus futbolistas seleccionados, quienes justamente han sido parte del modelo que desarrolla el Maestro Tabárez en nuestras selecciones. "Vamos a encontrar un equipo muy importante. Yo creo que Francia es un equipo poderoso en este Mundial. Estamos informados de lo que hace. Vamos a tratar de limitarle sus puntos fuertes y a tratar de crearle problemas defensivos", comentó el técnico celeste.

​Las apreciaciones de Tabárez, por lo general encierran conceptos que trascienden posibles tacticas, estrategias, formaciones, y terminan atrapando al público, que seguramente había ido a preguntar otra cosa, a buscar otras respuestas​ La sala de conferencias del Estadio de Nizhny esta repleta.

"Estamos con unas ganas bárbaras de jugar el partido de mañana y de intentarlo, si lo conseguimos va a ser muy valioso porque dejaremos afuera a un gran equipo Vamos a ver como se da el partido. Históricamente lo dice una canción del canto popular uruguayo, ‘Nunca favoritos, siempre desde atrás’. Tenemos un margen de posibilidad de pasar este partido y nos vamos a aferrar a el, es una realidad. Si pasamos, se va a renovar la ilusión para el siguiente" reafirma el entrenador, y uno redobla su entusiasmo

Hay muy buen ambiente, madurez como grupo y seguridad en el colectivo y en cada uno de los compañeros y parece estar en el límite justo entre lo que se puede aspirar y lo que nos han enseñado a soñar.

Entrenamiento de la selecci—n uruguaya, previo al partido contra Francia por cuartos de final, en el Centro Deportivo Borsky (Sports Centre Borsky).
 Edinson Cavani entrena diferenciado con el profesor Sebastian Urrutia.
Foto: Sandro Pereyra.
Jueves 5 de julio de 2018
Entrenamiento de la selecci—n uruguaya, previo al partido contra Francia por cuartos de final, en el Centro Deportivo Borsky (Sports Centre Borsky). Edinson Cavani entrena diferenciado con el profesor Sebastian Urrutia. Foto: Sandro Pereyra. Jueves 5 de julio de 2018