Ya se vive la final del Mundial. También el partido por el tercer puesto, aunque lógicamente con menos intensidad. Ayer, como para alimentar la expectativa previa, la FIFA nombró los árbitros para ambos encuentros. El argentino Néstor Pitana dirigirá la final, novena definición mundialista entre dos selecciones europeas, mientras que en el partido por el tercer lugar la ley la impondrá el irani Alireza Faghani.

Pitana será el segundo argentino que impartirá justicia en una final por Copa del Mundo, luego de que Horacio Elizondo arbitrara la de Alemania 2006 entre Italia y Francia. Hernán Maidana y Juan Pablo Belatti serán quienes asistan desde las líneas a Pitana el domingo, en el estadio Luzhniki de Moscú. A su vez, el holandés Björn Kuipers –de quien también se tenía cierta expectativa– será el cuarto árbitro de la final.

A la cancha

“Si contás todos los minutos que tuvimos en el campo de juego, somos el único equipo que ya jugó siete partidos en esta copa mundial", dijo ayer Zlatko Dalić, entrenador de Croacia. Y tiene razón, porque desde que está en fase de eliminación directa jugó los alargues de los tres partidos: Dinamarca en octavos, Rusia en cuartos y la semi contra Inglaterra. Por eso, lo central de su recuperación está puesto en lo físico. Lógico.

Francia goza de cierta tranquilidad. No tiene lesionados, tampoco suspendidos y físicamente no sólo está más fresco, sino que se sabía tendría un día más de descanso. Se avisora un gran partido de fútbol.