Matías Cóccaro, tras convertir para Rampla Juniors.

Rampla le ganó 2-0 a Racing y sumó puntos de oro para el descenso

Los cerveceros están hundidos.

Este es tu último artículo gratuito

Registro

Registrate gratis para obtener 20 artículos caada 30 días, acceso a newsletters y más beneficios.

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
Con el manual estudiado a la perfección sale todo bien. Los picapiedras saben a lo que juegan, conocen sus limitaciones y su cancha, y le sacan lustre. Con poco, pero con mucho, fueron superiores y vencieron a los de Sayago por puntos vitales en la zona baja. Para Racing, la mano viene brava: hace nueve fechas que no puede ganar y está en zona de descenso, con el mismo puntaje que Fénix. Fue el...
Llegaste al límite de artículos gratuitos

Registro

Registrate gratis para obtener 20 artículos cada 30 días, acceso a newsletters y más beneficios.

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
¿Ya tenés cuenta? Ingresá

Con el manual estudiado a la perfección sale todo bien. Los picapiedras saben a lo que juegan, conocen sus limitaciones y su cancha, y le sacan lustre. Con poco, pero con mucho, fueron superiores y vencieron a los de Sayago por puntos vitales en la zona baja. Para Racing, la mano viene brava: hace nueve fechas que no puede ganar y está en zona de descenso, con el mismo puntaje que Fénix. Fue el primer partido de Juan Tejera, que movió algunas piezas, pero los resultados no aparecen.

Julio Fuentes ha logrado más personalidad en los suyos desde que asumió. Paró un 4-2-3-1 que tuvo mucho orden y no dejó jugar cómodos a los visitantes. El primer tiempo fue rojiverde, con algunos toques y con el gol. Iban pocos minutos y Mauricio Felipe se animó con un zapatazo a distancia. El remate picó y dio en el palo, pero Matías Cóccaro los madrugó a todos en el rebote y la mandó guardar. Jugar por el piso no se podía, era difícil; aun así los locales tocaban en corto en la mitad de la cancha y caían bochas al área cuando se podía. Claro que todos iban Cristian Mago Olivera.

Para el complemento, Racing, que se paró 4-4-2, salió a presionar más en salida e intentó generar más peligro a base de empuje. Tuvo algún remate, y algún centro, pero no salió. Con el paso de los minutos se impacientó y regaló espacios, y Rampla Juniors lo aprovechó. Los picapiedras se aferraron al resultado y salieron de contragolpe cuando pudieron. Sobre el final, una falta al borde del área le dejó servida la mesa a Hugo Dorrego. El volante pateó y la puso contra el palo. Golazo, y puntos de oro para el descenso.

¿Te interesa el deporte?

Registrate gratis y recibí la newsletter de Garra, el sitio de deportes de la diaria en tu email.
Registrate
Este es tu último artículo gratuito

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
Con el manual estudiado a la perfección sale todo bien. Los picapiedras saben a lo que juegan, conocen sus limitaciones y su cancha, y le sacan lustre. Con poco, pero con mucho, fueron superiores y vencieron a los de Sayago por puntos vitales en la zona baja. Para Racing, la mano viene brava: hace nueve fechas que no puede ganar y está en zona de descenso, con el mismo puntaje que Fénix. Fue el...
Llegaste al límite de artículos gratuitos

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
¿Ya tenés cuenta? Ingresá
Compartir