Con Matías Pérez, vicepresidente de la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales

“Vemos un horizonte en el que se avecinan cambios reales”

Este es tu último artículo gratuito

Registro

Registrate gratis para obtener 20 artículos caada 30 días, acceso a newsletters y más beneficios.

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
El camino fue largo. Vaya si lo fue. Todo empezó con una carta de los futbolistas de la selección uruguaya, jugando su partido allá por noviembre de 2016, instando a la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) y a la empresa Tenfield a dejar de utilizar su imagen. “Nuestro fútbol uruguayo está cada día más pobre y necesitado de recursos. Los jugadores locales son los protagonistas de este deporte y,...
Llegaste al límite de artículos gratuitos

Registro

Registrate gratis para obtener 20 artículos cada 30 días, acceso a newsletters y más beneficios.

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
¿Ya tenés cuenta? Ingresá

El camino fue largo. Vaya si lo fue. Todo empezó con una carta de los futbolistas de la selección uruguaya, jugando su partido allá por noviembre de 2016, instando a la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) y a la empresa Tenfield a dejar de utilizar su imagen. “Nuestro fútbol uruguayo está cada día más pobre y necesitado de recursos. Los jugadores locales son los protagonistas de este deporte y, sin embargo, son los que más sufren esta situación”. El principal reclamo recaía en la imagen de los jugadores utilizada para sacar rédito económico, lo que no había sido permitido por ninguno de los profesionales. Unas semanas después de que los futbolistas de la selección se manifestaron en redes sociales, también lo hicieron los futbolistas del medio local: “Los futbolistas profesionales del medio local nos despertamos”. Allí comenzó el camino del movimiento Más Unidos Que Nunca (MUQN).

Este año, el 16 de julio, se celebraron elecciones en la mutual. La única lista que se presentó, bajo el lema “Ahora más que nunca”, obtuvo 235 votos de 1.200 futbolistas habilitados para sufragar. Michael Etulain, arquero de Danubio Fútbol Club, resultó presidente de la nueva directiva de la Mutual en el período 2018-2022, acompañado por Matías Pérez, Diego Scotti, Esteban Conde, Juan Guillermo Castillo, Mitchell Duarte, Maximiliano Pérez, Danilo Lerda, Sebastián Díaz, Carlos Keosseian, Maximiliano Russo, Fernando Sellanes, Fabián Yantorno y Simón Vanderhoeght.

¿Cómo les cayó llegar a la mutual y hacerse cargo de un montón de cosas a resolver?

Es un desafío precioso, nos lleva muchísima responsabilidad. Muchos de nosotros no teníamos conocimiento de lo que era trabajar a diario en la mutual. Nos encontramos con un montón de cosas para hacer, desde que llegás aparecen cosas para ver, leer e interiorizarte. Estamos atacando muchos frentes. El primero y más importante es poner en orden la casa, desde ahí van a surgir nuevas cosas que todos queremos.

La mutual quedó muy sucia, también, después de todo lo que pasó.

Claro, por eso son los cambios. Arrancamos con el orden en redes sociales, que no tenían un buen manejo, y eso tiene mucha llegada a la gente. Creemos que es un lugar fundamental para mostrar la nueva imagen que queremos dar.

¿Cuál es esa nueva imagen que quieren dar?

Transparencia, cohesión, trabajo y esfuerzo. Que sea un lugar donde el jugador se sienta cómodo, representado; desde ahí se pueden lograr cosas para los futbolistas. En este tiempo trabajamos con gente que nos dio una mano honorariamente en comunicación, cuando asumimos nos presentaron un proyecto y nos pareció interesante. Se están generando cosas y estamos contentos con el nuevo desarrollo. Entendemos que somos nuevos, que nos vamos a equivocar, pero los futbolistas deben estar tranquilos de que todas las acciones de esta directiva son pensando en ellos y no en intereses de nadie.

¿Con qué cosas de lo cotidiano se han encontrado en la mutual?

Nos hemos encontrado con irregularidades grandísimas. Por ejemplo, tenemos el jardín de la mutual con una deuda muy grande; se pagaba agua y no se utilizaba. La parte eléctrica del complejo deportivo [Enrique Castro] estaba bastante mal, era un peligro para los que entrenan allí. Si pedimos agua caliente y que esté todo en regla en el vestuario de los clubes, por casa somos los primeros que debemos dar el ejemplo.

¿Cómo manejan todo el tema de las órdenes del día y las actas que deben marcar?

A la hora de comenzar las reuniones tenemos actas, orden del día, hay reglamentación y estatuto para llevar adelante. Si un socio quiere ver cómo ha sido el funcionamiento podrá ver que todo está en regla, que antes de elegir un presupuesto está todo en actas, eso está bueno.

¿Antes no se consultaba a los jugadores o había papeles que no estaban a la vista de todos?

No hubo mucho acercamiento de nuestra parte, hemos hecho un mea culpa. Quizá a lo último el jugador se descansa. Era una directiva que no brindaba información, pero los socios tampoco se interiorizaban. El camino que queremos recorrer es brindarle información a los jugadores de lo que se va haciendo, que sean parte de la toma de decisiones. Obviamente, hay decisiones que la directiva tiene la potestad, y eso rige por orden y por tiempos. Por algo te nombran para que estés ahí y tomes decisiones, pero hay cosas que deben ser difundidas porque la mutual es de todos.

¿Qué objetivos marcaron a corto plazo?

Ordenar un poco la casa con lo que son los servicios, y poder generar cosas nuevas para los socios, además de fisioterapia, el salón, el gimnasio. El tema de la imagen lo debemos atacar ya; es algo que si no ordenamos no se podrá trabajar en nuevos ingresos para la mutual. Estamos atentos a todo lo que va pasando en nuestro fútbol, en la AUF, y a aspectos como el pago de sueldos, instalaciones, etcétera.

¿Cómo tomaron la intervención de la AUF?

Fue lo mismo que pasó en la mutual, pedimos la intervención porque era la única salida. Hoy en día celebramos que gracias a esa intervención la mutual está en un funcionamiento pleno y sus directivos son socios activos. No son lindas las intervenciones, pero a veces las situaciones te llevan a que pase lo que está sucediendo. Esperemos que con esto vengan los cambios que queremos, la inclusión que pedimos, y que se comience a ver un camino para todos en la AUF. Que el fútbol tome el prestigio que se merece.

Cuando hablás de transparencia, ¿a qué te referís?

Hablo de libertad de expresión dentro de la AUF, que puedan votar los que tengan que votar y que pregonen por el crecimiento del fútbol, y este no esté atado a decisiones que no son las más acertadas, sino que se toman por estar condicionados a intereses de terceros.

Entonces, ¿ven con buenos ojos la intervención a la AUF?

Sí, entendemos que la intervención puede llevar a esos caminos y ojalá que se pueda concretar. De la otra manera pasaron años y nunca fuimos escuchados por los directivos. Quizá con el último Ejecutivo sí pudimos avanzar en un montón de cosas. Las circunstancias de lo que viene pasando ahora y la postergación de los estatutos, la no inclusión de los futbolistas, te lleva a que hoy con lo que está pasando sea un espacio en el que nos van a contemplar. Entonces termina siendo algo que nos termina sirviendo.

¿Cómo les cae que Pedro Bordaberry sea el presidente de la Comisión Normalizadora?

La política no escapa del fútbol. A lo largo de nuestra historia los dirigentes de la AUF tuvieron vínculos directos con la política. Cuando tuvimos el conflicto con la directiva pasada de la mutual se buscó mediación política, hoy la FIFA eligió una figura política porque cree que tienen que estar en esos lugares. La mutual no tiene partido político, estamos integrados por 1.300 socios y todos pensamos diferente, entonces no tomamos ese partido. Vamos a tener el acercamiento que corresponde con quienes están en la AUF y veremos cómo caminamos este camino.

¿Ya se reunieron con los interventores?

Hubo un acercamiento y en breve volveremos a tomar contacto, porque somos uno de los estamentos más importantes que integran el fútbol. Andrés Scotti es una persona muy mesurada, muy ubicada, no se toma nada a la ligera. Su punto de vista va a ser muy importante porque nos entiende. Sabemos que va a buscar lo mejor para el fútbol. Esa cercanía con nosotros nos permite tener un mejor relacionamiento, eso no quiere decir que haga todo lo que queramos.

¿El principal problema que se plantea desde el gremio es el del atraso en los sueldos?

Es la problemática más grande de este fútbol: el futbolista entrena, trabaja y por momentos no cuenta con su salario a fin de mes. Es algo que preocupa, indigna y genera frustración, todo trabajador trabaja y a fin de mes está su sueldo. Estamos cansados de que esto pase, más nos indigna cuando nos damos cuenta de que el fútbol vale muchísimo más y que ese problema tiene solución. Entonces surge nuestra voz en alto y dice “che, esto se acabó, queremos que cambie”. Vemos un horizonte en el que se avecinan cambios reales. Depende de una buena gestión.

¿Por qué el fútbol vale más? ¿Por aquel estudio de Mediapro de los 50 millones de dólares?

El fútbol vale mucho más. Lo dice Mediapro y cualquier entendido que sabe de televisión. Los datos son claros. El fútbol vale siete dólares por mes por abonado, hay 750.000 abonados en Uruguay, eso te da una cifra altísima sólo por televisión, sin contar la publicidad ni la señal que se vende al exterior. La AUF recibe 20%. Es una ecuación que no cierra por ningún lado.

¿Los dirigentes son los que tienen en su mano la posibilidad de cambiar esto?

Ellos son los que venden el producto y los que votan las extensiones de los contratos. Acá el problema no es con Tenfield, que es una empresa que tiene lucro y va a querer comprar barato para vender caro. El tema es a cuánto le vendemos nuestro producto, por cuánto tiempo, qué problemática nos genera. Hay que entender a los directivos. Son honorarios y es difícil manejar un club, pero esto genera una responsabilidad y hay una historia en cada club. Hay muchas personas que trabajan de eso y realmente merecen un manejo profesional. Así como nosotros debemos realizar años de inferiores, crecer y cuidarnos de determinada manera, ellos en su tarea tienen que estudiar, crecer e informarse para llevar adelante su tarea de forma seria y profesional.

¿Creés en un fútbol más profesional con menos clubes en la A?

No, si esto se ordena el fútbol va a crecer a largo plazo. Si se hace seriamente va a generar la posibilidad de que todos crezcan. Sería ideal sumar a los clubes del interior, por la trascendencia que tienen. Si la AUF tiene mayores ingresos, se reparten mejor y se les da importancia a los clubes del interior, habrá una liga más competitiva. Después veremos qué es lo mejor, cuántos clubes en Primera o en la B, pero la competencia hará un mejor fútbol interno, que luego nos hará más competitivos en el exterior.

¿Se van a cambiar los estatutos de la mutual?

Tenemos que hacer un análisis interno, hemos conversado cosas que se deben cambiar. Hay muchas aristas de los socios que se pueden analizar, como que no están jugadores que militan en el exterior o aquellos que integran la selección, o quienes terminan su carrera, o los que no tienen club. Son cosas para pensar y ver la forma de incluirlos.

¿Cómo viene siendo el contacto con los futbolistas de la selección?

Siempre estamos en contacto, ellos no escapan a la realidad en Uruguay. Celebro la unión que tenemos hoy, tan cercana. No sé si es por las redes, pero ellos están pendientes de lo que pasa acá, se preocupan, dedican tiempo, nos ayudan. No sé si en otros países existe esa cercanía del fútbol local con los jugadores de la selección. En el fútbol uruguayo todos la pasamos mal. Cuando hablamos de la mutual se contempla todo, no hacemos diferencias. Los jugadores del medio local nos hacen llegar cosas todo el tiempo y le metemos el pecho a las balas.

Antes muchos futbolistas preferían callar si no cobraban o si cobraban menos de lo que decía su contrato, ¿eso no va más?

Hay que concientizarlos y no es una tarea fácil, porque hay una necesidad de por medio. También estamos intentando trabajar el tema de la educación en la mutual, y eso es en lo que más hacemos hincapié. Cuando una persona está más informada, más educada, puede tener mayores herramientas para tomar una decisión.

¿Por qué el colectivo MUQN influyó tanto? Incluso generó que otros ámbitos, carnaval, básquetbol, árbitros, también se agruparan.

Nos despertamos, dejamos de tener miedo y nos pronunciamos. Generamos amor y simpatía. El fútbol mueve multitudes, siempre tuvimos un fin totalmente transparente y genuino. Eso despierta simpatía, empatía. Cuando hablamos de MUQN hablamos de jugadores que no tenían club, que no estaban en Uruguay, los de la selección, fue muy amplio. Fue una experiencia muy linda que va a quedar para la historia.

¿Te interesa el deporte?

Registrate gratis y recibí la newsletter de Garra, el sitio de deportes de la diaria en tu email.
Registrate
Este es tu último artículo gratuito

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
El camino fue largo. Vaya si lo fue. Todo empezó con una carta de los futbolistas de la selección uruguaya, jugando su partido allá por noviembre de 2016, instando a la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) y a la empresa Tenfield a dejar de utilizar su imagen. “Nuestro fútbol uruguayo está cada día más pobre y necesitado de recursos. Los jugadores locales son los protagonistas de este deporte y,...
Llegaste al límite de artículos gratuitos

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
¿Ya tenés cuenta? Ingresá
Compartir