La empresa que posee los derechos de transmisión del fútbol uruguayo intimó a la Comisión Normalizadora de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) “al cabal cumplimiento de los contratos vigentes". En el documento notarial que Tenfield presentó, la empresa le exige a la AUF a que tome en cuenta “todos los actos que sean necesarios y/o convenientes y de abstenerse de aquellos otros que no lo sean, para asegurar a Tenfield el normal ejercicio de los derechos cedidos, manteniéndolo indemne de cualquier daño o perjuicio que se pueda sufrir", amenaza que está puntualmente referida a los derechos de imagen, tanto de futbolistas, árbitros y entrenadores. Tenfield lo subraya: el contrato "incluye el derecho a la transmisión televisiva de todas las instancias ocurridas dentro del campo de juego lo cual supone necesaria e ineludiblemente la imagen de sus actores".

Fiel a su estilo, también amenaza: “un comportamiento contrario de esta obligación, así como cualquier otro comportamiento que viole la obligación de actuar de buena fe respecto de Tenfield será causal de la responsabilidad personal y solidaria de la AUF y de aquellos mismos a título personal", dice el final de la nota notarial.