Lo festeja todo Capurrro y así lo quería el hincha. Tras todo el sufrimiento del año pasado los dirigidos por Juan Ramón Carrasco ahora están arriba y vienen con cuatro triunfos y apenas un empate que los hace plantarse en la zona alta del Apertura y escaparle al descenso. El triunfo fue 3-1 merecido ante Boston River en el Complejo Rentistas.

El primer tiempo fue entretenido entre dos equipos que han demostrado dos estilos muy distintos en el campeonato. Fénix se paró muy bien de arranque, con un 3-3-1-3 muy dinámico, que aprovechó bien las bandas y que estuvo activo para caer en velocidad. El césped sintético colaboró mucho en el juego que propuso Juan Ramón Carrasco, que en la semana previa pactó un amistoso con Rentistas para conocer el terreno. Bicho. Su equipo supo acomodarse bien en las transiciones, sobre todo de ataque a defensa. Boston River no tuvo un buen primer tiempo. El equipo fue dirigido por Alejandro Iglesias, ayudante de Gastón Machado (expulsado), y se paró con un 4-2-3-1 que quedó muy partido y le costó encontrarse. En este caso el cambio de chip para defender costó y eso lo padeció. El gol capurrense vino cerca del final del primer tiempo con una pelota que bajó mal Armando Méndez, pero le dio para puntearla y dejar solo a Maxi Pérez en el área. El delantero no titubeó, controló y definió solo contra el palo.

En el complemento Boston River intentó sumar hombres en ataque y mandó a Rodrigo Piñeiro para formar un 4-3-3. Lo peor fue que de arranque Fénix convirtió el segundo con un rebote que le quedó a Alex Silva. A lo Forlán contra Alemania, el delantero la calzó de volea, con pique, y la puso contra el palo. Fue el golpe que necesitaron los del barrio Bolívar, porque se fueron por todo en busca del descuento. Al toque cayó el descuento: centro de Diego Gurri, la bajó de pecho Piñeiro y definió solo Bruno Foliados para el merecido 1-2.

Ahí el equipo locatario lo fue a buscar, ante un albivioleta que se cerró y se apretó. Pero Boston River careció de fútbol y no generó peligro en ningún momento. Los de Capurro fueron pacientes, esperaron, salieron de contra, pudieron liquidarlo antes, pero recién al final cayó el tercero con un lindo gol del brasileño Breno de Souza, que llegó por izquierda, hizo la diagonal y definió bárbaro con el pie derecho. Triunfazo de Fénix, que sigue picante y queda como puntero al menos hasta el domingo, a la espera de lo que pase con los partidos de Progreso y Peñarol.

Manuel Ugarte, de Fenix y Bruno Foliados, de Boston River, en el Estadio Complejo Rentistas.
Manuel Ugarte, de Fenix y Bruno Foliados, de Boston River, en el Estadio Complejo Rentistas.

Detalles

Cancha: Complejo Rentistas. Árbitros: Andrés Matonte, Robert Muniz y Nicolás Tarán.

Boston River (1): Gonzalo Falcón; Pedro Silva, Nicolás Barán, Carlos Valdez (64´ Darío Flores), Santiago Arias; Diego Scotti, Miguel Amado, Diego Gurri, Lucas Rodríguez (46´ Rodrigo Piñeiro); Maximiliano Pérez (71´ Diego Coelho) y Bruno Foliados.

Entrenador: Alejandro Iglesias. Suplentes: Mauricio Fratta, Bruno Lucas, Marcelo Tapia y Wiston Fernández.

Fénix (3): Darío Denis; Juan Álvez, Rodrigo Abascal, Joaquín Varela; Armando Méndez (87´ Raúl Ferro), Manuel Ugarte, Breno de Souza, Leonardo Fernández; Maximiliano Pérez (58´ Álvaro Fernández), Alex Silva y Mathías Acuña (83´ Matías Rigoleto).

Entrenador: Juan Ramón Carrasco. Suplentes: Jeremías Young, Jonathan Toledo, Brian Lugo e Ignacio Pereira.

Goles: 34´ Maxi Pérez (F), 47´ Alex Silva, 56´ Bruno Foliados y 90´ Breno de Souza.