En el Parque Juan Prandi, Plaza Colonia y Fénix igualaron 2-2. El punto les sirve a los de Juan Ramón Carrasco para mantenerse como líderes del Torneo Apertura, un punto por encima de Peñarol. Los goles de Fénix fueron convertidos por Maximiliano Cantera, que abrió el marcador, y Leonardo Fernández, que lo empató de penal. En el medio, Facundo Waller hizo el transitorio 1-1; Nicolás Dibble les había dado la ventaja 2-1 a los patas blancas.

La primera parte fue bastante pareja, pero el locatario marcó superioridad gracias al mejor jugador: Waller. Los dirigidos por JR no encontraban la pelota y se les hacía cuesta arriba generar peligro. Sin embargo, aunque Plaza tuvo más jugadas de gol, Fénix convirtió primero. Con Fernández al mando, la visita marcó el primer tanto del encuentro tras un tiro libre del número 7. El arquero local despejó de buena manera, pero le cayó nuevamente a Fernández, quien puso un centro perfecto para que Cantera conectara de cabeza y pusiera el 1-0 a los 26 minutos. Con el gol, los de Capurro tomaron confianza: Matías Acuña primero y Cantera después pudieron aumentar la ventaja para el albivioleta, pero no fueron efectivos. Parecía que el local se apagaba y la visita llegaba al segundo, pero apareció el mejor jugador del primer tiempo: Waller, quien, con un exquisito tiro libre, puso el 1-1 a dos minutos del cierre.

Yvo Calleros, de Plaza, Leonardo Fernández, de Fénix, y Cecilio Waterman, de Plaza Colonia, ayer, en el Parque Prandi, en Colonia.
Yvo Calleros, de Plaza, Leonardo Fernández, de Fénix, y Cecilio Waterman, de Plaza Colonia, ayer, en el Parque Prandi, en Colonia.

La segunda parte se disputó con la misma intensidad. Plaza Colonia salió a ganar. A los 49, el arquero de Darío Denis no pudo hacer nada cuando Dibble, también figura del partido, convirtió tras un derechazo con fuerza, luego de que Franco Acosta le sacara la pelota a Cantera y dejara que Nicolás hiciera lo suyo. Fénix, sin lucirse tanto en el juego como en otros partidos, fue en busca del empate. Lo consiguió a los 66, de penal, tras una mano de Ezequías Redín en el área del local. Fernández, con tiro fuerte y abajo, cambió penal por gol.

El encuentro se plagó de tarjetas amarillas, debido a la intensidad con la que se jugaba: un ida y vuelta constante. Fue 2-2, en parte justo por lo mostrado por ambos equipos, pero al conjunto visitante le sirve para mantener la punta y al local, para demostrar que fue bueno el plantel que armaron este año.