Están siendo días duros para el Atlético Madrid. Tras el anuncio de la salida de su capitán, Diego Godín, por la no renovación de su contrato, ahora el que se va es su máxima figura: Antoine Griezmann.

Luego de hablar con su entrenador, Diego Simeone, y con dirigentes del club colchonero, el francés hizo un video donde argumenta su salida. “Quería hablar con la afición que siempre me ha dado cariño. Quería deciros que he tomado la decisión de irme, de ver otras cosas, de tener otros desafíos. La verdad es que me ha costado escoger ese camino pero es lo que siento y lo que necesito", dijo el delantero.

Lo que se abrió, desde el momento en que Griezmann hizo publico su futuro alejamiento del colchonero, es la especulación. Hay dos nombres en danza, y quién sabe cuántos más van a aparecer. El francés, ¿se va al Barcelona? ¿saldrá a la caza el París Saint-Germain?

Barcelona y el delantero han coqueteado varias veces. Es un ida y vuelta que lleva, mínimo, dos temporadas. El tema parece ser la plata: hasta el 1 de julio la ficha de Griezmann vale 200 millones de euros. Pero, a partir ese día la cláusula, bajará a 120 millones. Ahí es donde Barcelona tendría el interés fuerte de contratarlo.

Como de plata se trata, salieron los jeques del PSG a jugar fuerte. Es su cancha, claro. Si bien es más especulación que datos ciertos, el club parisino estaría dispuesto a pagar los 200 millones antes del 1 de julio.

La novela recién empieza.