Pasaron varios años pero finalmente se produjo la vuelta del fútbol infantil a un gran escenario montevideano apto para espectáculos musicales, sociales y deportivos. Con sus instalaciones remozadas, entre sábado y domingo se disputó allí el cuadrangular final del Campeonato Nacional de Clubes Campeones que realiza anualmente la Organización Nacional de Fútbol Infantil (ONFI), entidad que nuclea a 66 ligas, 600 clubes y más de 50.000 niños y niñas, destacándose el crecimiento de estas últimas, que ya se acercan a las 5000 en más de 150 equipos en todo el país.

La instancia final en la categoría 2007 (Cebollas) se jugó con partidos de una hora en tres jornadas, en la parte interior del óvalo creado por la pista ciclística propia del Velódromo. En la canchita rectangular de 60 por 40 metros hubo acción el sábado de mañana, ese mismo día en la tarde-noche y, finalmente, el domingo por la mañana. La jornada daba culminación a diversas etapas realizadas en varios meses donde los clubes montevideanos no lograron llegar al cuadrangular final.

Thiago Laurenzena, de Barrio Obrero, Lucas Leonardo Cunha, de Yerbalito, Mateo Morono, golero de Yerbalito, en las Finales del Campeonato Nacional de Clubes 2019, categoría Cebollas (2007) de la Organización Nacional de Fútbol Infantil (ONFI), en el Velódromo Municipal, en Montevideo.

Thiago Laurenzena, de Barrio Obrero, Lucas Leonardo Cunha, de Yerbalito, Mateo Morono, golero de Yerbalito, en las Finales del Campeonato Nacional de Clubes 2019, categoría Cebollas (2007) de la Organización Nacional de Fútbol Infantil (ONFI), en el Velódromo Municipal, en Montevideo.

</figcaption>

El club Barrio Obrero de la Liga Sanducera fue el campeón con 7 puntos. Derrotó a Uruguayo de Carmelo, a Wanderers de la Liga Fundadora de la ciudad de Canelones e igualó en el último partido ante Yerbalito de la Liga Dionisio Díaz de Treinta y Tres. Estos últimos obtuvieron el segundo puesto, sin derrotas y con 5 unidades.

El entusiasmo, el disfrute, el deseo de superación y el fair play dominaron el ámbito de juego y las tribunas pobladas mayoritariamente por familiares y partidarios de los clubes. Al cierre festejaron todos juntos, cada club con su copa y cada niño con su medalla.

Ah, claro, el primer partido comenzó con atraso, la premiación final fue algo desorganizada, y parece que un árbitro le erró a una de las centenas de decisiones que tomó. Posta, todo eso pasó, pero ¡qué importa! Los padres festejaron cada jugada, sacaron fotos y armaron videítos a raudales. ¡Y los chiquilines la pasaron bomba!

Benjamín Daniel Benítez, de Barrio Obrero, Juan Francisco Denis, de Yerbalito, Alan Ezequiel Gómez, de Yerbalito, Mateo Morono, golero de Yerbalito, en las Finales del Campeonato Nacional de Clubes 2019, categoría Cebollas (2007) de la Organización Nacional de Fútbol Infantil (ONFI),  en el Velódromo Municipal

Benjamín Daniel Benítez, de Barrio Obrero, Juan Francisco Denis, de Yerbalito, Alan Ezequiel Gómez, de Yerbalito, Mateo Morono, golero de Yerbalito, en las Finales del Campeonato Nacional de Clubes 2019, categoría Cebollas (2007) de la Organización Nacional de Fútbol Infantil (ONFI), en el Velódromo Municipal

</figcaption>

.