De atrás, como ganan los buenos pingos cuando la cátedra no los dan como favoritos, Miramar hizo historia de la mejor al vencer 71-64 a Cordón: se consagró campeón de El Metro y jugará por primera vez la Liga Uruguaya de Básquetbol. El mejor de los monos fue Federico Soto, que anotó 20 puntos.

El primer tiempo fue parejo. Prueba clara es el 32-32 con el que terminaron. En el medio, bastante básquetbol: a Miramar le rindió mucho la zona defensiva por dos razones: no dejó jugar a Perris Blackwell y, como consecuencia de eso, forzar a Cordón a tirar desde lejos (y no tener buenos porcentajes). En ataque los mejores fueron Soto y Santiago Wohlwend. Del otro lado de la cancha, lo que hizo bien Cordón fue no dejar convertir al lituano Zygimantas Riauka. En el ataque llevaron el tanteador entre Blackwell y Emiliano González.

Como a veces ocurre en las finales, el tercer chico tuvo más lucha que básquetbol. Imprecisiones de un lado, imprecisiones del otro, estuvieron tres minutos y medio sin convertir y, cuando iban cinco, recién estaban 36-35 (¡4-3!). Terminaron 47-41, y Miramar se frotaba las manos.

Martín Trelles, de Miramar, corta la red, ayer, en la cancha de Cordón.
Martín Trelles, de Miramar, corta la red, ayer, en la cancha de Cordón.

Cuando el lituano hizo la cuarta falta personal y lo resguardaron, la cosa se emparejó. Juan Viana encontró el aro con triples y penetraciones, y Cordón pasó de largo. Miramar se recuperó con los 11 puntos casi consecutivos que convirtió el mercedario Agustín Viotti. El cierre pudo ser para cualquiera, pero un triple de Martín Trelles quebró el partido y la historia.

Por mantenerse

La noche de hoy puede ser determinante para la suerte de los equipos que pugnan por quedarse en El Metro. A las 20.30 se enfrentarán Verdirrojo-Lagomar en la cancha de los cerrenses y Welcome-Stockolmo en el gimnasio de Larre Borges. Lagomar y Stockolmo, tras las victorias que consiguieron el sábado pasado, lideran cada mano a mano 1-0. Como es al mejor de tres, si ganan terminarán sus respectivas temporadas quedándose en la divisional. Por el contrario, el Verdi y la W están obligados a vencer para estirar la serie, porque si pierden jugarán el play out para evitar el descenso a la Divisional Tercera de Ascenso.