En el predio del Velódromo Municipal, cientos de niñas, niños y adolescentes jugaban con pelotas mientras, en la carpa principal, organizado por Gurises Unidos y la Secretaria Nacional del Deporte, se llevó a cabo "Ellas juegan", el 1er Encuentro de Fútbol Femenino del Uruguay. La actividad tuvo como objetivo “visibilizar el deporte y generar conocimiento” integrando a distintas instituciones y organizaciones que promueven la igualdad de género por medio del fútbol. Valentina Prego, presidenta del fútbol femenino de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), fue clara: “Encontrarse con otros es la única manera de pensar todos juntos hacia dónde queremos ir”.

Las charlas abordaron diferentes temas. Graciela Rebollo, integrante del Departamento de Niñas de la Organización Nacional de Fútbol Infantil, expuso sobre el rol de las niñas en el crecimiento del fútbol femenino. Según la expositora el Censo de 2011 dio cuenta de que 49.000 niños juegan en el fútbol mixto y sólo 4.000 son niñas registradas en el sistema. Para fomentar el fútbol de niñas, Rebollo comentó que desde ONFI se están haciendo salidas a las ligas de todo el país para reunirse con dirigentes. "Es donde tenemos que cambiar las cabezas, los convencemos de que armar una categoría más no le hace la diferencia en cuanto a recursos humanos y gastos, porque nosotros le damos el mayor apoyo económico para esto", comentó, añadiendo que ONFI les paga el arbitraje de los primeros campeonatos, les da un kit de equipos de cancha, pelotas y otros materiales, todo para motivar a que la liga abra las puertas a la competencia interna.

Luego, siguiendo la línea de la participación de las mujeres en el fútbol, fue el turno de Karen Todoroff, Patricia Pujol y Mariana Sequeira, quienes pusieron sobre la mesa lo que significa ser periodista de deportes mujer. Sus análisis transitaron la discriminación y la no representación por falta de oportunidades, en un sector laboral generalmente machista.

“El camino está mejorando, pero se sigue viviendo la discriminación. Cuando tenía que averiguar una información con algún dirigente sentía que estaba llamando para invitar un café y no para averiguar cosas. Hay un trato desigual, a un varón le dan más información que a mí. Se desvaloriza el trabajo de la periodista deportivo mujer", dijo Karen, quien comenzó la charla. En esa dirección, Patricia contó una mala experiencia: "Me pasó de ir a buscar la alineación a un vestuario y que quien me la tenía que dar me dijo 'juegan 11' y se rió. Tenía que salir al aire en dos minutos con la alineación y ese chiste estaba trancando mi trabajo". Además, Pujol centró su discurso sobre la no representación de la mujer en los medios: "52% de la población mundial somos mujeres, de la carrera de comunicación el 70% de las egresadas son mujeres, pero sin embargo en los medios sólo el 23% ocupan lugares de decisión de contenidos". Mariana, por su parte, se refirió a la doble discriminación en el trabajo: "Para los mundiales femeninos, por ejemplo, se han buscado periodistas mujeres porque es fútbol femenino. Me parece excelente que se le dé el lugar a la mujer dentro del periodismo, pero es una doble discriminación, porque los varones tendrían que tener la obligación de ponerse al día y cubrir el femenino, y, del otro lado, la mujer tener la posibilidad de cubrir el masculino".

Más tarde, Ana Gómez dio un taller de gerencia deportiva en el que, entre otras cosas, dejó en claro que la buena organización de los clubes es fundamental. Explicó que, mientras que en un cuadro profesional hay nueve personas ocupando los nueve puestos imprescindibles –dirección general, gerencia deportiva, delegado, cuerpo técnico de primera, cuerpo técnico de juveniles, prensa y comunicación, utilería, y sanidad–, en un equipo amateur, como es el caso de los femeninos, hay tres personas para la misma cantidad de puestos.

Posteriormente, Stefanía Maggiolini representó a la parte protagonista, las jugadoras. En su carrera pasó por Nacional, Rampla Juniors y River Plate, además de jugar en el Unión Sportiva de Girona y en el Badajoz, clubes del fútbol español. Maggiolini ahora es la directora técnica de Defensor Sporting sub 19. Reafirmó que el encuentro “significa poder estar juntas y poder compartir el primer festival de mujeres que jugamos al fútbol”, y agregó que “hay que seguir insistiéndoles a las niñas con que jueguen al fútbol”.

Las presentaciones de la carpa tenían de fondo al bullicio de la cancha, en la que ni por un segundo dejaban de escucharse pelotas rebotar contra el suelo, y algún que otro grito de gol. Fútbol y fútbol tenis, puestos de información de cada una de las organizaciones participantes, en un clima familiar de entusiasmo y compromiso que se vivió durante toda la tarde.

Para finalizar las charlas, Maggiolini y Agustín Lucas presentaron el libro Pelota de papel 3, que incluye cuentos escritos por mujeres futbolistas. Pero, como no podía ser de otra manera, la jornada terminó en un partido entre Danubio y Defensor sub 19.