Comenzaron a jugarse los octavos de final de la Champions League. Con los partidos de ida de esta fase que tiene 16 equipos, volvió el torneo europeo de clubes por excelencia. Entre martes y miércoles los ganadores fueron Atalanta,Leipzig, Borussia Dortmund y Atlético Madrid. Los otros cruces empezarán a jugarse la semana que viene: el martes se enfrentarán Chelsea-Bayern Múnich y Napoli-Barcelona; el miércoles jugarán Lyon-Juventus y Real Madrid-Manchester City.

Atalanta, jugando en Bergamo, abrió rápido el partido ante el Valencia y, ya en el primer tiempo, iba ganando 2-0. En el complemento cayeron más goles de ida y vuelta, dos para los italianos de Bergamo, uno para los valencianos. Final 4-1 que deja bien parado a Atalanta para la vuelta. En el Valencia fue titular Maximiliano Gómez.

En Inglaterra el que dio la nota fue el Leipzig alemán. Con gol de Timo Werner, los germanos -líderes de la Bundesliga- le ganaron 1-0 al Tottenham de José Mourinho.

Saul Niguez, convierte el gol de Atlético, durante el partido ante Liverpool por la UEFA Champions League, en el estadio Wanda Metropolitano, en Madrid.
Saul Niguez, convierte el gol de Atlético, durante el partido ante Liverpool por la UEFA Champions League, en el estadio Wanda Metropolitano, en Madrid.

El martes, Borussia Dortmund y Atlético Madrid pegaron primero. Los alemanes aurinegros vencieron como locales a Paris Saint-Germain. Fue 2-1, de la mano -cuándo no- del noruego Erling Haaland, que está imparable. A los 69 y 77 minutos convirtió Haaland; para el PSG lo había empatado el brasileño Neymar. El salteño Edinson Cavani estuvo en el banco de suplentes.

En el estadio Wanda Metropolitano, Atlético Madrid, como local, consiguió un triunfazo ante el vigente campeón de Europa y del mundo: Liverpool. Hacerle un gol al equipo inglés de Jürgen Klopp es difícil, pero más complicado aun es ganarle. Fue solo la ida y la llave está abierta, pero los de Diego Simeone hicieron los deberes. El único gol de la noche lo marcó Saúl Ñíguez a los 4 minutos de juego. El nacido en Toledo, José María Giménez, estuvo en el banco de suplentes.