Marzo no es un mes más para la selección uruguaya de fútbol que dirige Óscar Tabárez. Desde el punto de vista simbólico es tiempo de festejos, de recordar y seguir mirando hacia adelante, porque a finales de este mes, cuando Uruguay esté pisando la cancha del estadio Centenario en el inicio de las Eliminatorias para el Mundial Catar 2022, se estarán cumpliendo 14 años de la vuelta de Tabárez a la selección, 14 años de una manera de hacer las cosas. 14 es el número frío, pero la 15 es la temporada que arranca a correr. Lo que nació en marzo de 2006 con el nombre “Institucionalización de los procesos de selecciones nacionales y de la formación de sus futbolistas” hoy, con el tiempo, es una realidad que ha evolucionado y se ha desarrollado con una impresionante receptividad por casi la totalidad de la población uruguaya e internacional.

Modo Mundial

Las valoraciones se han hecho y cada año, cada campaña y con cada plantel empieza algo nuevo, pero siempre con una manera de trabajar. Este mes arrancan a jugarse las Eliminatorias, el destino será Catar 2022, Mundial que se jugará a fines de ese año. Uruguay debutará contra Chile en el estadio Centenario el jueves 26 de marzo, y al toque deberá viajar a Ecuador, para jugar en Quito ante la selección ecuatoriana en la segunda fecha.

De marzo a noviembre de este año los celestes disputarán ocho partidos; durante 2021 serán diez los encuentros de la selección: uno de la última fecha de la primera rueda y nueve que corresponden a la segunda rueda, que serán las revanchas. La Confederación Sudamericana de Fútbol tiene cuatro lugares directos para clasificar al Mundial con temperaturas altísimas que organizarán los cataríes en noviembre de 2022. Además, como se ha dado en las últimas Eliminatorias, habrá media plaza, para el equipo que alcance el quinto puesto, que jugará el repechaje para tratar de meterse en la Copa del Mundo.

Modo Copa América

Las Eliminatorias empezarán el jueves 26 de marzo y luego sumarán siete partidos más: con Ecuador, en Quito, el 31 de marzo, y después de la Copa América y del receso europeo seguirá en setiembre (con Colombia en Barranquilla y Brasil en el Centenario), octubre (Argentina en sede a fijar y Bolivia en el Centenario) y noviembre (Paraguay en Montevideo y Venezuela de visitante).

Óscar Washington Tabárez (archivo, diciembre de 2019).
Óscar Washington Tabárez (archivo, diciembre de 2019).

La Copa América, otro de los objetivos de Uruguay para este año, se jugará en dos sedes: Argentina y Colombia. La zona sur estará conformada por Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay, Bolivia y un país invitado: Australia, y la zona norte estará integrada por Colombia, Brasil, Venezuela, Ecuador, Perú y otra selección invitada: Catar, el actual campeón de la copa asiática. De cada hexagonal se clasificarán cuatro equipos para la etapa final, y desde ahí se disputarán cuartos de final, semifinales y final.

El debut de la celeste será el 13 de junio frente a los australianos, en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba. Tres días después la selección enfrentará a Argentina, también en tierras cordobesas; el 21 de junio el rival será Chile, en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza; el 26 de junio los de Tabárez se medirán con Bolivia en el estadio Único de La Plata; y el 30 de junio Uruguay cerrará el grupo ante Paraguay en Santiago del Estero, en el estadio Único.