Todas las asociaciones deportivas –unas un poco antes, otras un poco después- vienen tomando decisiones en tiempos de coronavirus. Las actividades al aire libre, los espectáculos públicos y privados y las competencias deportivas brillan por la ausencia en casi todos los rincones del mapa.

El primer ministro de Francia, Edouard Philippe, anunció que “la temporada 2019-2020 de deportes profesionales –incluido el fútbol- no podrá reanudarse”. Y agregó: “Todos los eventos que agrupen más de 5000 participantes no podrán celebrarse antes de setiembre”. Es corta la bocha. Esa cancelación determina que la Ligue 1 (y también la Ligue 2) donde juegan Edinson Cavani, Mauro Goicoechea y Agustín Rogel quede trunca, y además suspende el final de la temporada del Top 14 de rugby. El Tour de France, por ahora, vive y lucha, ya que su inicio está reprogramado para fines de agosto o principios de setiembre.

En la televisión Edouard Philippe, primer ministro francés, Hede-Bazouges, Francia.
En la televisión Edouard Philippe, primer ministro francés, Hede-Bazouges, Francia.

En España parece haber una luz de esperanza. Esta vez las fases más importantes no tienen que ver con el deporte y sí con los anuncios del presidente Pedro Sánchez. El plan de desescalada del gobierno español se realizará en cuatro fases (la cero, la uno, la dos y la tres) y el cometido es llegar a la meta: “la nueva normalidad”. Este período durará -según Sánchez- de seis a ocho semanas.

En el medio, los deportistas profesionales podrán volver a entrenar de manera individual. ¿Cuándo? El 4 de mayo, desde el próximo lunes: “Se contempla la apertura de centros de alto rendimiento con medidas de higiene y protección reforzadas y, si es posible, turnos, y también se permitirá el entrenamiento medio en ligas profesionales”.

Decisiones

Con el pasar de los días algunas ligas nacionales van tomando decisiones. En Europa, la liga de Bélgica decidió finalizar la temporada y declarar campeón al Brujas –equipo del uruguayo Federico Ricca-, que venía primero, 15 puntos arriba del Gent. Sin embargo, los belgas la pensaron un poquito más y decidieron aplazar esa resolución y volver a votarla este sábado.

Sus vecinos de Holanda -la Eredivisie- cortaron grueso: temporada cancelada, sin campeón, sin descensos y sin ascensos desde segunda. En el país de los tulipanes y los coffee shops iban punteros Ajax y AZ Alkmaar, los dos con 56 unidades.

Nos tomamos un vuelo con escalas entre Ámsterdam y Buenos Aires y llegamos a Argentina. La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) dio por terminada la temporada. Boca Juniors fue campeón de la Superliga, y lo que se venía era el comienzo de la Copa Superliga, torneo que decretaría descensos y clasificación a copas internacionales. A propósito de descensos, no habrá hasta 2022.

La situación en México es distinta. La federación mexicana aprobó que no haya ascensos ni descensos por seis años y prometió un “rescate económico” porque “varios de los proyectos actuales del Ascenso Mx [el torneo de segunda división] se encuentran cerca de la quiebra, con peligro de desaparecer por falta de recursos frescos y con la necesidad de cubrir un déficit financiero anual de más de 25 millones de pesos [poco más de un millón de dólares] por club como promedio”.