Saltar a contenido

Débora Quiring

Guillermo Lockhart, durante la entrevista con la diaria. · Foto: Nicolás Celaya

Cosa ‘e mandinga

El éxito de Voces anónimas es uno de los fenómenos más llamativos e inesperados de la televisión local. En cierta forma un programa inclasificable (¿periodístico?, ¿terror?; es difícil definirlo) y que partió de un corpus de historias muy limitado (las leyendas urbanas uruguayas), ya ha llegado a su cuarto ciclo, con una audiencia en crecimiento, y ha ampliado su propuesta a los formatos de libro y DVD. El secreto, no tan secreto, tal vez radique en una factura técnica muy por encima de lo acostumbrado en la televisión local, un talento innegable para “dar color” al escueto imaginario sobrenatural de los uruguayos y un entusiasmo que se ha sabido transmitir principalmente a los adolescentes. Sobre este fenómeno hablamos con dos de sus principales responsables, el conductor Guillermo Lockhart y el coautor de los libros Diego Moraes.
Sergio Renán. · Foto: Santiago Mazzarovich

Sin tregua

Sergio Renán habló de sus proyectos a ambos lados del Río de la Plata y de sus vínculos con nuestro país.
Martín Papich en la presentación del Clúster Audiovisual Uruguayo, en el auditorio de la Torre de las Telecomunicaciones. (archivo, abril de 2008) · Foto: Javier Calvelo

Es lo que hay, valor

El término refiere a un conjunto de instituciones públicas y privadas que comparten una misma cadena de valor o cadenas conexas, y además coinciden en los límites geográficos de su alcance. Con diferentes resultados, los clústers audiovisual, de diseño, editorial y de música fueron creados en los últimos cinco años. Mientras que los dos primeros lograron ser un ámbito de referencia en sus campos de actividad, los restantes no consiguieron generar productos que atrayeran la participación de buena parte de sus integrantes.

Concentración en la puerta del Espacio Guambia donde se juntaron firmas en contra del cierre del local.  · Foto: Pablo Nogueira

Apagar la música

El anuncio del cierre del Espacio Guambia por la imposibilidad de cumplir los requisitos exigidos por la Intendencia de Montevideo (IM) y por la Dirección Nacional de Bomberos (DNB) causó una gran conmoción en los ámbitos relacionados con la música local. No es un caso aislado: cines, espacios culturales y varios boliches atraviesan situaciones similares al intentar cumplir la reglamentación. El descontento era importante, pero además trascendió que la IM no cuenta con la habilitación de la DNB y que desde hace nueve años utiliza el recurso “temporal” de la presencia de bomberos las 24 horas.
Idea Vilariño, el día que recibió el Premio Bartolomé Hidalgo a la trayectoria. (archivo, setiembre de 2006) · Foto: Sandro Pereyra

“Este papel mi vida”

Este primer Diario de juventud de Idea Vilariño, publicado por Cal y Canto, cuenta con un estudio preliminar y notas de las editoras Ana Inés Larre Borges y Alicia Torres a quienes Idea había dejado por testamento la salvaguardia de su archivo y la orden de que publicasen sus diarios. En 1987 la poeta había salvado de su propia hoguera las 17 libretas que integran la totalidad de los diarios, de los que ahora se hizo una primera entrega.
Clowns Sin Fronteras, el miércoles, en el Teatro Solís.  · Foto: Nicolás Celaya

De risa y de sueños

Ni un elenco teatral ni un colectivo, Clowns Sin Fronteras es una organización internacional sin fines de lucro nacida en Francia a principios de los años 90. El objetivo del proyecto es montar espectáculos sin costo, a cargo de artistas profesionales voluntarios, en poblaciones afectadas, cantegriles, prisiones, campos de refugiados, etcétera. En su recorrida incluyó al Teatro Solís y se extenderá por el interior del país.
Jennifer Hartley, en entrevista con la diaria. / Foto: Santiago Mazzarovich.

Entre víctimas y victimarios

Representante del Teatro del Oprimido -movimiento creado por el brasileño Augusto Boal para educar y concienciar acerca de diversas problemáticas sociales-, la directora y dramaturga Jennifer Hartley llegó a Montevideo. Aprovechamos su visita para conversar con la directora acerca del Teatro del Oprimido y de algunos de los temas más complejos que haya tratado, como la tortura y la violencia familiar.