Saltar a contenido
Diego Rossi escapa a los marcadores de Boston River para convertir el gol de Peñarol, ayer, en el estadio Centenario. Foto: Andrés Cuenca

Solo arriba

Peñarol derrotó 1-0 a Boston River y es el único líder tras la tercera fecha del Clausura
Gianni Rodríguez y Maureen Franco, de Cerro, festejan el primer gol a Boston River, el sábado, en el estadio Luis Tróccoli. Foto: Federico Gutiérrez

Cerro le ganó merecidamente a Boston River y sigue primero en puntos ganados

La tabla de posiciones del Apertura, la que cuenta lo sumado sin detenerse en lo que se puede llegar a sumar, sigue mostrando a Cerro por encima del resto. La ventaja sólo admite doble lectura con respecto a Nacional, que al deber dos partidos es líder potencial. No ocurre lo mismo en relación con los otros 14 equipos, a los que los de la Villa superan concreta y potencialmente, deban o no deban partidos. No es poco cuando ya casi se jugó la mitad del torneo, siete fechas en las que los albicelestes salvaron un invicto asociado a dos empates y cinco victorias. El triunfo más reciente fue el del sábado: un inapelable 2-0 sobre Boston River en el Tróccoli.

Muchas gracias, jugadoras

Una veintena de mujeres futbolistas se hicieron espacio entre añosos personajes que cada tanto se desafían a resolver sus problemas “de hombre a hombre”, ex mascotas de la selección que se jactan de haber estado privadas de libertad y periodistas que cuando discuten temas tan profundos como la conformación de alguna línea de cuatro no se tutean.
Ignacio González, Marcelo Tabárez y Michael Etulain, de Danubio, ayer, tras el partido
con Fénix en el Parque Capurro. Foto: Sandro Pereyra

Fénix goleó a Danubio y lo dejó sin chance de ser campeón

Nada de meterse atrás para contragolpear ante un rival que lideró el torneo durante varias semanas y llegaba al partido como escolta. Fénix ganó 4-1 ayer porque salió a morder a Danubio en cada rincón del Parque Capurro y porque disputó la pelota con un juego áspero que tuvo al chocador Lucas Cavallini como abanderado. Los muchachos de Rosario Martínez recuperaron la identidad perdida en las tres etapas anteriores, pautadas por derrotas coincidentes con un período de 20 días durante el cual se entrenaron por cuenta propia debido a un atraso salarial que el club subsanó parcialmente a mediados de la semana pasada. La incomodidad franjeada se acentuó por el mal estado del piso y quedó expuesta tempranito: sólo iban 27 minutos cuando los albivioletas sacaron tres goles de ventaja e hicieron pedazos el sueño ajeno de campeonato.
Operativo policial, ayer, afuera de la tribuna Ámsterdam. Foto: Federico Gutiérrez

Clásico suspendido antes de comenzar por incidentes en la Ámsterdam

Es posible que hoy la Comisión Disciplinaria de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) comience a discutir qué resolver tras el nuevo insuceso, valiéndose de al menos dos informes: el confidencial, a cargo del árbitro Leodán González, y el confeccionado por la Comisión de Seguridad de la AUF. La suspensión del clásico de ayer se concretó tras un larguísimo lapso pautado por enfrentamientos entre hinchas de Peñarol y la Policía en las puertas y las afueras de la tribuna Ámsterdam. El factor desencadenante fue la agresión sufrida por un portero a manos de un hincha que se encaminaba a ingresar. Cumpliendo con una decisión gremial, los funcionarios de recaudación abandonaron la zona y la Policía intervino con la inicial intención de restablecer un orden que ya se había ido por el caño.